JAVIER DUARTE DE OCHOA: CAPTURADO

JAVIER DUARTE DE OCHOA: CAPTURADO

14/11/12

El Gobierno de Calderón encontro la casa llena de ratas, pero no las llevo a la Justicia: Ignacio Suarez. (Audio).



En entrevista publicada en el diario La Jornada  Poiré 
dijo que cuando llegaron al poder es como si hubieran 
entrado a una casa  infestada de ratas.
Las ratas no se iban a ir nada más porque sí.  Teníamos 
que asegurarnos de debilitar a los grupos de 
delincuentes y reconstruir los cimientos, declaro el ex 
vocero de Seguridad nacional.

Miércoles 14 de Noviembre del 2012.



CLIC EN PLAY PARA ESCUCHAR ENTREVISTA CON IGNACIO SUAREZ DEL MOVIMIENTO POR LA PAZ CON JUSTICIA Y DIGNIDAD SOBRE DECLARACIONES DE ALEJANDRO POIRE.

EL GOBIERNO DE CALDERON ENCONTRO LA CASA LLENA DE RATAS PERO NO LAS LLEVO A LA JUSTICIA.

Subvalorado-Hernández
El secretario de gobernación de México, Alejandro Poiré,  defendió las polémicas políticas de seguridad del presidente Felipe Calderón que de acuerdo a expertos  provocaron una violencia sin precedente en el país con al menos 60 mil asesinados y 10 mil desaparecidos.
En entrevista publicada en el diario La Jornada  Poiré dijo que cuando llegaron al poder es como si hubieran entrado a una casa  infestada de ratas.
Las ratas no se iban a ir nada más porque sí.  Teníamos que asegurarnos de debilitar a los grupos de delincuentes y reconstruir los cimientos, declaro el ex vocero de Seguridad nacional.
Ignacio Suárez Huape cofundador del Movimiento  por la Paz con Justicia y Dignidad dice que la casa llena de ratas que menciona Poiré fue antes ocupada por otro miembro del mismo partido de Calderón.  Y que ya en el poder el gobierno Calderón  no llevo  a la
El defensor de derechos humanos sostiene  que durante el gobierno Calderón los carteles del narcotráfico se duplicaron y su administración nunca ataco las estructuras financieras del narcotráfico.
Ignacio Suárez asegura  que el secretario de gobernación muestra un desprecio por el dolor de las victimas de la guerra contra el narcotrafico.
En tanto tres madres de desaparecidos realizan una  huelga de hambre frente a la Secretaria  de gobernación de México para que las autoridades  agilicen las investigaciones para dar con el paradero de sus seres queridos.
20 MIL MIGRANTES SECUESTRADOS ANUALMENTE EN MEXICO.
Por otra parte organizaciones defensoras de derechos humanos concluyeron  que  cerca  de 20 mil migrantes son secuestrados por el crimen organizado  cada año en México.
En un reporte publicado el lunes destacan el secuestro de migrantes es un delito sistemático y generalizado “porque es una de las actividades más rentables para el crimen organizado en México”.  Las organizaciones recuerdan que bajo el derecho internacional, las personas tienen el derecho a ser informadas sobre el paradero de sus familiares desaparecidos.
Mientras el Comité internacional de la Cruz Roja informo que  abrirá un sitio en Internet  para que familiares de personas desaparecidas por conflictos armados, desastres naturales, migración u otras causas puedan restablecer contacto con ellos.
A partir del martes el CICR lanzará a nivel internacional el sitio www.familylinks.icrc.org.
Equipara Alejandro  Poiré la violencia con una casa infestada de ratas
De no haber debilitado a las estructuras criminales hoy tendríamos mayores problemas, asegura

El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, en una imagen captada el 17 de julioFoto Yazmín Ortega Cortés

Un guía moral-Rocha
Periódico La Jornada
Lunes 12 de noviembre de 2012, p. 5
El sexenio prácticamente terminó y los creadores de la estrategia de seguridad la defienden hasta el último momento: “Es como si (en 2006) hubiéramos entrado a una casa y nos hubiéramos dado cuenta de que teníamos los cimientos verdaderamente infestados de ratas… ¿Entonces qué teníamos que hacer?: reconocer esa realidad”, asegura el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré.
Licenciado en ciencia política por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y doctor en la misma especialidad por la Universidad Harvard, Poiré Romero es posiblemente el funcionario con un salto mayor en la administración de Felipe Calderón, pues se inició como jefe de Análisis Político de la Presidencia de la República y concluye como responsable de la política interior del país.
El Doctor, como lo mencionan en los boletines de prensa, es también hábil para no salirse del discurso gubernamental, pero sobre todo un férreo defensor de lo que construyó el grupo al que pertenece, pese al alud de críticas por las miles de muertes ocurridas a partir de que tomaron el mando.
Hicimos lo debido
Aquí, un extracto de la entrevista que el secretario concedió a La Jornada un día después de que se plantaron a la puerta de Gobernación familiares de desaparecidos que reclaman una investigación eficiente para localizar a sus seres queridos.
–Prácticamente concluyó el sexenio y muchas indagatorias quedaron inconclusas. No hubo, por lo menos una lista de desaparecidos –se le hace notar.
–La tarea de identificar a las personas desaparecidas es fundamentalmente del orden estatal, del fuero común. Lo que hemos hecho es echar a andar este mecanismo para que sean los propios estados los que integren esa información.
–¿Cómo cierran este sexenio? Un sexenio de miles de muertos…
–Estoy convencido que de no haberse hecho este esfuerzo extraordinario por debilitar a las estructuras criminales, fortalecer un sistema de justicia más transparente y eficaz, más competente, por resarcir el tejido social, hoy tendríamos seguramente mayores niveles de violencia en muchos lugares del país.
–¿Por qué?
–Porque en los 15 años anteriores a este sexenio ya se habían consolidado estos poderosísimos cárteles; ya se había liberado la venta de armas en Estados Unidos, armas de asalto. Los cárteles mexicanos ya se habían apoderado de la mayor parte del tránsito de cocaína hacia Estados Unidos, y ya se habían armado estos cártelespara confrontarse entre ellos de manera muy violenta en varias plazas del país.
Hay que preguntarle al ex gobernador de Michoacán Lázaro Cárdenas: (la violencia) se empezó a ver desde 2004; empezamos a ver cosas terribles, como personas decapitadas presentadas en la alcaldía de Acapulco en 2005, y episodios de violencia extraordinaria en Tamaulipas, también en 2005 y 2006.
–¿Y cómo quedan ustedes como funcionarios?
–Para mí, el ser parte de este esfuerzo ha sido una oportunidad extraordinaria de lo que se necesita y sí se ha logrado. No lo digo como un logro del gobierno, sino de la sociedad en su conjunto. Convencernos poco a poco de que no podemos vivir con la delincuencia impune; que no podemos suponer que nos vamos a voltear de lado y que los cárteles van a seguir sin meterse en la vida cotidiana.
–¿Era necesario darle ese palazo al avispero?
–No fue así, sino exactamente lo contrario. Es como si hubiéramos entrado a una casa y nos hubiéramos dado cuenta de que los cimientos estaban verdaderamente infestados de ratas. Y es que esas ratas no sólo estaban en los cimientos, sino que de pronto nos salían por las puertas, se nos aparecían en las camas, en el clóset, en la cocina, y cuando abrías tu refrigerador ya se lo habían comido todo y si ibas al cuarto de tus chamacos, pues ya estaban ahí (las ratas), durmiendo encima de ellos. Las ratas no se iban a ir nada más porque sí. Teníamos que asegurarnos de debilitar a los grupos de delincuentes y reconstruir los cimientos.
–Los familiares de los asesinados, de los desaparecidos, han dicho que no pidieron esa guerra…
–La pregunta es si a esas personas que les cometieron delitos estarían de acuerdo en que dejáramos libres e impunes a esos delincuentes. Y lo que nos tenemos que dar cuenta es que la violencia no es generada por la presencia del gobierno.
“(…) ¿De verdad íbamos a dejar en impunidad a esos grupos, sin dejar de perseguir a los responsables de los homicidios? ¡Por supuesto que no! Nos tardamos en hacerlo, nos tardamos mucho tiempo.”
–La percepción es que estos dos sexenios, de supuesta transición a la democracia tras la salida del PRI de Los Pinos, han sido una decepción…
–Este crecimiento de la violencia no es exclusivo de México, ni porque el gobierno de México haya hecho lo que hizo (…) ¡Bueno, hombre! Nos tardamos en hacerlo y creo que se está haciendo ese aprendizaje.
A Colombia le costó 30 años empezar a reducir la tendencia de delitos; este es un fenómeno del hemisferio y, ciertamente, en México (los resultados) no se pueden dar de un día para otro. México sí está haciendo su tarea, afirma.
Al final de la entrevista se pregunta al secretario qué hará a partir del primero de diciembre, y qué hará el entonces ya ex presidente Calderón. Poiré dice que irá a descansar por un tiempo y luego posiblemente se dedique a escribir, aunque la certeza es ya no aparecer en el espacio público.
–¿Y su jefe?
–Él tomará sus decisiones –responde.
Desliza que el Presidente ha hecho una tarea muy importante en México y ha ejercido un liderazgo a escala internacional. Hay que reconocerlo.

Articulo: Pueblos sin Fronteras.