JAVIER DUARTE DE OCHOA: CAPTURADO

JAVIER DUARTE DE OCHOA: CAPTURADO

10/11/11

La educacion en México es un gran fracaso.- !Es la educación, estupido! Por Anel Guadalupe Montero Diaz.


¡Es la educación, estúpido !

ANEL GUADALUPE MONTERO DÍAZ


El título de este artículo, recupera la frase que William Clinton, ex presidente de Estados Unidos utilizó en contra de George Bush y la expresión ha sido frecuentemente utilizada para señalar diversos aspectos que se consideran evidentes en cualquier sistema de gobierno.

El problema que subyace en el fondo de los graves y grandes problemas en México, se refiere a la educación y el presidente lo sabe, pero ha preferido desviar la mirada y ver hacia otro lado, en aras de transar con uno de los personajes más corruptos de la historia de México: la lideresa magisterial Elba Esther Gordillo.

En este momento, México no es ajeno a los estertores que están despertando las conciencias dormidas en el mundo.

Todos protestamos por los lamentables programas que ofertan las televisoras mexicanas, sin considerar que eso es precisamente lo que le gusta al pueblo ¿por qué? Por que evidentemente estamos alienados. La educación en México es un gran fracaso.

La pregunta sin embargo que debemos hacernos es ¿conviene que México forme alumnos críticos, analíticos y reflexivos? Esto es un atentado a los intereses de los grupos en el poder, porque un ciudadano educado, no vende ni transa el voto por un frutsi y una torta.

El señor Lorenzo Servitje, uno de los hombres más ricos de México, también ha manifestado su preocupación por el contenido tan lamentable de la programación de las televisoras. Gracias a él surgió la iniciativa denominada “a favor de lo mejor”.

Sin embargo, el señor Servitje está convenientemente equivocado. No es Televisa el problema, sino la educación que forma un pueblo que consume esos productos. La empresa  BIMBO, de su propiedad, fue una de las que aplicó la censura a canal 40 por el programa que Ciro Gómez Leyva realizó acerca del padre Maciel.

Detrás de estas acciones, se esconde la soberbia de considerar que él es el que sabe “lo que conviene” al pueblo de México, sin considerar que si el ciudadano mexicano es formado en un sistema educativo de calidad, puede decidir y si decide, tiene poder y si tiene poder es porque sabe y si sabe, seguramente no comprará el pan BIMBO hecho de harinas refinadas que no son saludables para el organismo.

¿Quitar a Elba es resolver el problema?

El problema no se resuelve quitando a la lideresa magisterial del SNTE ¿se ha preguntado usted, amable lector, por qué los Estados de la República Mexicana están tan conformes con el liderazgo de la maestra? La respuesta es porque el pastel está bien repartido y Elba se ha asegurado de que todos tengan algo que agradecerle y se los recuerda oportunamente a los líderes sindicales de cada seccional. En el hipotético escenario de que Elba Esther dimitiera (se vale soñar), subiría al poder uno de sus alumnos, aliados, creaciones y productos: un líder seccional que haría justo lo que la lideresa hizo hace 18 años: lo mismo que el Lic. Carlos Jongitud Barrios, su antecesor.


Elba quiere que en México se valoren a los maestros

¿Revalorización magisterial? ¿La lideresa magisterial quiere que la sociedad respete y reconozca a los maestros? Pues no coincide el dicho con el hecho de que los puestos de supervisor escolar se otorgan por dedazo a aquellos profesores que demuestren lealtad incondicional al sindicato, porque en tiempos electorales funcionan como operadores políticos y forman parte de esa aceitada y súper efectiva maquinaria electoral de la lideresa magisterial, al estar de guardia en las casillas electorales solicitando el voto, valiéndose precisamente del peso específico que como profesor tiene en la comunidad o en la colonia. ¿Recuerda usted, amable lector, “el uno de tres”[i]? Esta estrategia electoral, invitaba al votante a dar uno de los tres votos para elegir presidente, senadores y diputados. Lo que la lideresa magisterial hace con los profesores es legal, pero no es moral. Toma ventaja de los bajos salarios que reciben los profesores en México y que hacen que, como dice Díaz Barriga, se vean a sí mismo más como empleados burócratas que como profesionales de la educación.

El sin sentido

Es imperdonable que el presidente haya dejado la SEP en manos del SNTE. Ya no hay el co-gobierno que denunciaba Latapí Sarré. Ahora es el maximato Gordillo quien administra la política educativa en México.

La lideresa magisterial, fue la responsable de operar en 1994, la reforma educativa en el periodo del Lic. Carlos Salinas de Gortari, que prometía que a través de la educación, los mexicanos iban a transformarse en ciudadanos del mundo. 18 años después, los bachilleres de este país, son incapaces de identificar la idea principal de un texto y no puede, ni siquiera, ser considerado como mano de obra calificada.

¿Por qué el presidente Felipe Calderón ha dejado en manos de quien operó la reforma de 1994 con evidente fracaso, la reforma educativa del 2011 que, operada en condiciones ideales, en 30 años estaría produciendo alumnos competentes?

La moral sigue dando moras…en Michoacán

Ante este desolador panorama de la educación en México, cualquiera pensaría que los días de la lideresa magisterial están contados. En cualquier otro país del mundo, la señora Elba Esther estaría rindiendo cuentas por VIMA el fondo de vivienda para los profesores y justificando el gasto de los cien mil millones de pesos que le entregó el ex presidente Vicente Fox.

Pero no en México. En estos momentos, la lideresa magisterial es más fuerte que nunca. Tiene a tirios y a troyanos en la mira, como lo evidencian los videos que “filtró” a través del portal a fin a ella y a sus intereses: 24 horas.

Y lo más vergonzoso es que se encuentra apoyando electoralmente a la hermana del presidente, la señora Cocoa Calderón, en Michoacán, lo que significa que de ganar la gubernatura, la familia Calderón Hinojosa le deberán demasiado a la maestra. Por lo pronto, el presidente ha empeñado el futuro de generaciones al transar con la lideresa magisterial. No importa. No hizo nada ilegal. La moral sigue dando moras.