JAVIER DUARTE DE OCHOA: CAPTURADO

JAVIER DUARTE DE OCHOA: CAPTURADO

26/9/12

Vargas LLosa, corrige a Felipe Calderón.




Polémico, como siempre, el Premio Nobel de la Literatura, que 

tiene la costumbre de entrometerse en asuntos políticos que 

competen sólo a los mexicanos 

Miércoles 25 de Septiembre del 2012.

-Hay que recordar las cáusticas declaraciones que hizo al inicio de la década de los 90 en las que calificó a México como país con una “dictadura perfecta”-, fue claro y preciso sobre el tema del narco en México:

“México es un ejemplo de lo que puede ocurrir en toda América Latina si se sigue con esa política insensata de combatir las drogas mediante la pura represión. 
No es el camino; México lo está demostrando clarísimamente. 
Hay que buscar medidas alternativas, como que se experimente la legalización (de las drogas) y que las gigantescas sumas que se invierten en combatir el narco se utilicen en prevenir, en curar, en rehabilitar. 

Creo que es la única salida posible que puede acabar con la criminalidad asociada al narcotráfico que, como está demostrando México, es imparable“. 

“Todos los países que sufren los flagelos del narco deberían reunirse y aceptar que la represión no da resultados, que el narcotráfico sigue creciendo, que se ha convertido en una potencia económica que puede pagar los estados y por tanto es un factor de corrupción atroz, sobre todo en el tercer mundo, y que hay que intentar la legalización”, recomendó el escritor.

Y para rematar la semana, los jóvenes del colectivo universitario encararon al presidente Calderón y le dijeron que “no puede culminar a gusto su sexenio. Sabe bien que los mexicanos no estamos contentos con su actuar ni con su guerra contra el narco que ha dejado 80 mil muertos y miles de desaparecidos y desplazados”.

En vez de empleo y seguridad, el pueblo mexicano se encontró con Calderón: pobreza, violencia y corrupción. El desengaño, la violencia y la falta de rumbo cierran la era del PAN. Difícil que regresen al Poder en un buen rato.


Desde Madrid, España, el laureado escritor peruano Mario Vargas Llosa, le mandó a decir al 

devaluado mandatario panista que la estrategia en su lucha contra el narcotráfico es “insensata” porque 

está basada en la “pura represión”. Y para acabarla de amolar, un día después Calderón fue increpado 

por jóvenes del Movimiento #Yo soy 132, que además de mostrar cartulinas donde protestaban por 

ciertos hechos de corrupción gubernamental, lo señalaron de “asesino”, durante un acto oficial al que 

asistieron, entre otras personalidades, la embajadora del Reino Unido en México.